Las ventajas de la pintura “anti-wifi”

La pintura se denomina popularmente “anti-wifi”, y el material que contiene es el grafito, un tipo de mineral que tiene las mismas propiedades que el metal, pero en formato líquido, lo que hace más cómodo su uso, y le da este aspecto negro, el color del grafito.

El lugar más común para su aplicación es en los dormitorios, se trata de una ubicación clave, pues, es un espacio de larga permanencia (nos pasamos un tercio de la vida durmiendo!) Y durante la noche es cuando nuestro cuerpo se regenera y es necesario que la glándula pineal trabaje bien (segrega la melatonina que nos permite dormir). Por tanto, pintando las habitaciones aislamos el espacio de los campos electromagnéticos, lo que supone numerosos beneficios para nuestro descanso y el funcionamiento de nuestro organismo.

Está probado que la pintura de grafito por apantallamiento reduce entre un 93% y un 95% los campos electromagnéticos, por eso, esta es una de las técnicas que utilizamos desde Habitatsalut en nuestras reformas para proteger a las personas, creando un entorno más sano donde poder vivir.