"La exposición a campos magnéticos hace enfermar", Pere León en El Punt-Avui

TRANSCRIPCIÓN DE LA ENTREVISTA REALIZADA POR EVA GARCIA EN EL PERIÓDICO «EL PUNT AVUI» .

¿Qué es la geobiología?

Es la ciencia que estudia la relación que tiene la tierra con las personas. En esta intervienen dos factores: las radiaciones de origen natural y las de origen artificial. Estas últimas, son más comprensibles porque son mucho más evidentes y se pueden medir. En nuestro día a día se han incorporado nuevas tecnologías como los teléfonos móviles, Wi-Fi, antenas … Todo funciona con campos electromagnéticos o altas frecuencias. Además, se ha hablado mucho de este tema, como los microondas.

Pero es mucho más antiguo e importante el campo de las radiaciones naturales, que no son medibles, pero sí detectables por la sensibilidad humana. Son campos magnéticos naturales de la tierra y los encontramos en las corrientes de agua subterránea, líneas Hartmann y Curry.

¿Se está refiriendo a la energía del agua?

Si analizamos el agua, las fallas y las roturas tectónicas de debajo de la tierra veremos que son puntos muy energéticos. Todo es electricidad, absolutamente todo lo que nos rodea. Los ríos de agua subterránea desprenden iones de hidrógeno que se convierte en energía, electricidad, radiación gamma y ​​las personas que están sobre este tipo radiación la perciben de una manera sutil. En exposiciones prolongadas, como puede ser al dormir, el cuerpo lo percibe como una agresión impidiendo que la persona pueda descansar. La glándula pineal, generadora de la melatonina que nos permite descansar y renovarnos celularmente, necesita oscuridad para cumplir con su función pero además es muy sensible cuando hay campos eléctricos.  Por esto, es muy importante analizar el lugar en el que dormimos y comprobar si existe algún campo que nos impida el sueño reparador, porque si el cuerpo no puede autoregenerarse, acaba enfermando.

Entonces, ¿con unas pautas de comportamiento podemos evitar la exposición a los campos magnéticos? Por ejemplo, evitando dormir con luces o aparatos encendidos

En una escala del 1 al 10, dormir con una luz encendida sería el menos grave. Los campos eléctricos más fuertes son las corrientes de agua y las radiaciones más peligrosas son las naturales. Son iguales tanto si vives en una planta baja como en un 12º piso. Las fallas también son perniciosas, son un punto en el que concentra mucha energía. Pero sí, tenemos que revisar que la instalación eléctrica esté en condiciones, desconectar el Wi-Fi, apagar los teléfonos móviles y no tener inalámbricos, no usar Vigilabebés, usar despertadores de pilas, desenchufar televisores y aparatos eléctricos en el dormitorio… Los menores de catorce años no deberían hablar por el móvil, pero si lo hacen, con el manos libres.

Y contra la energía natural ¿qué hacemos?

En países como Bélgica, Alemania y Austria, antes de edificar miran las condiciones del terreno, si el lugar es sano y si está lejos de torres eléctricas.

¿Cómo nos podemos librar?

Evitando la exposición a su vertical en el momento en que descansamos o trabajamos. A menudo es tan sencillo como mover la cama o cambiarnos de habitación. Hay que evitar las exposiciones prolongadas, como en el trabajo, ya que también nos puede enfermar.

¿Hay cosas que nos pueden indicar que quizá no vivamos en el mejor lugar?  Yo vivo al lado de un río …

Pues tienes muchas posibilidades de tener una corriente subterránea. También es indicativo si tu calle se llama “Arroyo” de tal o “Rambla” de algo. Pero en Barcelona me he encontrado muchos casos que no tenían nombre ni de arroyo ni de torrente y estaban en un lugar geopatógeno.

Y, ¿si vivo en la montaña?

También tienes muchos números. Andorra es una zona con muchas corrientes y energías internas y, en Cataluña, tengo detectados muchos casos en Osona y sobre todo en Aiguafreda, la Garriga i Centelles, Teià, Mataró, Argentona… Pero pasa en todas partes.

¿Sería difícil encontrar un municipio sin corrientes subterráneas?

Es que no hay ninguno, ¡no se escapa nadie! Hay corrientes más o menos fuertes, según el caudal, la inclinación de la montaña y también depende de si ha llovido más o menos.

¿Todos estamos expuestos?

Sí, pero las mujeres son más sensibles.

Los síntomas de alerta son …

La alteración del sueño, levantarte más cansado que al acostarse o con dolor de cabeza, despertar de noche, siempre a la misma hora, a menudo entre las 3 y las 4, sentirte apático sin motivo, tener alguna enfermedad diagnosticada o depresión…


¿DESEAS MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA GEOBIOLOGÍA?

Si deseas tener más información sobre mí (Pere León), la geobiología o sobre los Estudios Geobiológicos que realizamos, no dudes en contactar conmigo. También puedes consultar mi sección de Libros sobre la Geobiologia.

Pere Leon Geobiólogo

¿QUIERES SABER SI TU CASA O OFICINA ESTÁ EN PELIGRO DE RADIACIÓN?

¡TE LLAMAMOS!

Deja tus datos y me pondré en contacto contigo para informarte de todos los detalles.

Una vida saludable empieza en tu hogar