¿Las corrientes de agua subterránea son perjudiciales para la salud?

Tres cuartas partes de nuestro planeta está compuesta por agua. La revista Nature Geoscience publicó un estudio en el que estimaba que el agua subterránea abarca un volumen total de 23 millones de kilómetros cúbicos, siendo más importante el volumen de esta agua subterránea que la masa de agua que hay en lagos o circulantes. Del agua que hay en el subsuelo se abastece una tercera parte de la población mundial.

¿QUÉ SON LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS?

Cuando llueve o nieva, parte del agua que cae, se filtra a través del suelo mediante los espacios no saturados hasta llegar a esa zona en la que el material rocoso no deja pasar agua y se queda ahí estancada. Estos lugares donde la corteza no permite pasar el agua son los que se denominan aguas subterráneas. 

El tamaño de los espacios vacíos que existen en el suelo o en la roca va a determinar la cantidad de agua subterránea que puede fluir hasta llegar finalmente a alimentar a ríos que confluyen en el mar circulando por el subsuelo.

¿CÓMO DETECTAR AGUA SUBTERRÁNEA?

A grandes rasgos existen dos tipos de métodos para la localización de aguas subterráneas:

  • Subjetivo: Antiguamente esta labor estaba realizada por los zahoríes. Estos son capaces de detectar la existencia de flujos magnéticos, corrientes de agua, lagos subterráneos…mediante aparatos de radiestesia como una varilla de madera o metal en forma de “Y” o “L”, el péndulo y el biómetro. Los zahoríes siguen activos y vigentes en la actualidad y sus pronósticos son muy acertados. 
  • Objetivo: Gracias a las nuevas tecnologías se emplean aparatos más modernos para detectar la existencia de corrientes de aguas subterráneas. Como por ejemplo:

Topografía: análisis de la vegetación y de la cartografía. A través de un georadar es posible detectar los cambios de estructura y materiales del suelo a baja profundidad.

Hidrogeofísicos: se estudian las propiedades eléctricas y físicas del suelo. Dentro de este sistema cabe mencionar el método de Resonancia Magnética Protónica. Se puede detectar el contenido del agua en el suelo mediante la alteración del campo electromagnético de los átomos del agua.

Geomagnetómetro: el campo magnético es un vector y cuando el agua pasa genera una fricción que se traduce en anomalías magnéticas, proporcionando unos algoritmos matemáticos que confirman la ubicación exacta del paso de agua subterránea.

¿SON PERJUDICIALES LAS CORRIENTES SUBTERRÁNEAS?

El movimiento de agua y el roce con el subsuelo genera un campo electromagnético continuo y muy sutil. Es decir, producen corrientes eléctricas que se mueven en el mismo sentido que el agua.

Algunos estudios demuestran que las corrientes de aguas subterráneas son el tipo de contaminación electromagnética más nociva que existe. Dormir encima de una corriente de agua es mucho peor que tener cerca una torre de alta tensión.  Los iones positivos que se desprenden al rozar el agua con la tierra afectan a la correcta funcionalidad de la glándula pineal. Esta es la encargada de mantener la estabilidad mental y regular el sueño ya que segrega una hormona llamada Melatonina que dejamos de producir de forma natural con la presencia de estos campos eléctricos.

¿CÓMO SABER QUE ESTÁS DURMIENDO ENCIMA DE UNA CORRIENTE DE AGUA SUBTERRÁNEA?

Al estar el aire más ionizado positivamente, se aumenta la producción de serotonina, afectando al estado de ánimo, el agotamiento, la ansiedad…Con una exposición a largo plazo, estos síntomas se podrían traducir en depresión, dolencias respiratorias e insomnio severo. Son las llamadas geopatías, enfermedades provocadas por los campos electromagnéticos y radiaciones. 

Los síntomas suelen ser bastante claros:

  • Insomnio
  • No descansar bien durante la noche.
  • Levantarte más cansado.
  • Dolor de cabeza sin razón aparente.
  • Nerviosismo
  • Bruxismo
  • Incontinencia urinaria
  • Temblores y sudores

¿CÓMO SOLUCIONAR LAS GEOPATÍAS PROVOCADAS POR LAS CORRIENTES SUBTERRÁNEAS?

La geobiología o biohabitabilidad es una ciencia interdisciplinar que estudia la interacción de los seres vivos con su hábitat y el entorno. A través de los estudios geobiológicos, se consiguen crear espacios saludables mediante la medición y el análisis de las zonas geopatógenas afectadas por las radiaciones tanto artificiales como naturales. Es decir, se averigua si una determinada zona está afectada por algún tipo de campo electromagnético o radiación y se realizan las propuestas correctoras para convertir ese espacio en saludable.  

A lo largo de los años, esta ciencia está adquiriendo un mayor protagonismo. Cada vez son más los estudios que demuestran los efectos negativos que tienen las ondas y radiaciones para nuestra vida y lo beneficioso que es desconectarse temporalmente de las nuevas tecnologías. De estas temáticas hablo en mis libros “El buen dormir”, “Vivir en modo avión” y “La buena onda”. Si quieres saber más, consulta en mi página, la sección de libros de Pere León.

Para dar a conocer esta ciencia y generar conciencia de lo importante que es para nuestra salud vivir en espacios saludables y casas sanas, realizo diversos cursos para formar a todas las personas que están interesadas en esta disciplina. Tienes toda la información en mi página, en la sección de cursos y formaciones de Pere León. Podrás profundizar más sobre esta ciencia dedicada a mejorar el hábitat o formarte como especialista en geobiología.  

Pere Leon Geobiólogo

¿QUIERES SABER SI TU CASA O OFICINA ESTÁ EN PELIGRO DE RADIACIÓN?

¡TE LLAMAMOS!

Deja tus datos y me pondré en contacto contigo para informarte de todos los detalles.

Una vida saludable empieza en tu hogar

PERE LEÓNAUDITORÍA GRATUITA

¿Quieres saber si estás expuesto a radiaciones nocivas para tu salud, tóxicos y contaminación electromagnética en tu hogar o espacio de trabajo?