fibromialgia

La fibromialgia puede tener su origen en personas sometidas a estrés geopático

Analizar los campos electromagnéticos que afectan al lugar de descanso o de trabajo es iniciar el camino hacia un estado de salud mejorado.

La Fibromialgia está considerada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como una enfermedad, desde 1992, y afecta a entre un 2% y un 7% de la población general. Aunque se asocia a una enfermedad reumatológica, parece que su origen es neurológico y también se observan claras coincidencias relacionadas con la caída del sistema inmune, ya que los síntomas comunes que la caracterizan son: dolor muscular, ligamentos y articulaciones, cansancio, insomnio, dolor de cabeza o ansiedad, entre otros.

Se caracteriza básicamente por producir un dolor generalizado del sistema músculo esquelético y un cansancio persistente. La fibromialgia puede aparecer en el transcurso de otras enfermedades y comparte señales con varias dolencias, pero el conjunto de sus síntomas es muy característico, lo que hace actualmente más fácil y rápido determinar su diagnóstico.

Los síntomas mejoran cuando la persona se retira de la zona geopática

Según mi experiencia en estudios geobiológicos, es muy frecuente encontrarme con casos de fibromialgia y fatiga crónica asociados con personas sometidas a un estrés geopático continuo, debido a la presencia de campos electromagnéticos. Además, duermen sobre una corriente de agua subterránea, presentando síntomas cómo la debilitación del sistema inmunológico, cefaleas, dolor articular, cansancio, insomnio, sueño inquieto, irritabilidad, ansiedad, tristeza, etc.

En la mayoría de los casos, el cuerpo comienza a sanar por sí mismo (homeostasis) cuando la persona se retira de la zona geopática y deja de sufrir la presencia de campos electromagnéticos. Por ese motivo, resulta prioritario dormir y trabajar en un lugar neutral y libre de radiaciones para lograr una salud óptima y equilibrada.

El estudio geobiológico permite descubrir qué radiaciones, circunstancias o condiciones de la Tierra están influyendo en el campo magnético y pueden causar problemas de salud y debilidad del sistema inmunitario. Se tratan de influencias reales que pueden cambiar tu salud. El estudio también propone unas medidas de corrección, la mayoría de las ocasiones muy fáciles de aplicar, para ayudar a crear un entorno saludable.