Infertilidad

Infertilidad masculina y femenina

Si hace tiempo que estás intentando quedarte embarazada y no lo consigues es posible que la causa esté bajo tu cama. Cuando estás sometido a algún tipo de estrés patológico o geopatía, el cuerpo no puede realizar las funciones metabólicas correctas y en consecuencia provoca una despolarización de nuestras células.

Es muy frecuente encontrarse con parejas que no consiguen quedarse embarazados y cuando lo consiguen suelen tener abortos recurrentes. También es común que los dos sean del todo compatibles y recurran a costosos procesos de fertilización, o de inseminación artificial y que no prospere puesto que están durmiendo en un lugar geopático. Debes hacerte las preguntas adecuadas y pensar que desde hace tiempo no descansas bien y por tanto no es normal que estés cada vez más cansada.

Causas de la infertilidad

Las geopatías perjudican los procesos bioquímicos y energéticos del cuerpo humano y afectan principalmente el sistema inmune (cáncer, enfermedades reumáticas, etc.), nervioso (insomnio, irritabilidad, estrés), endocrino y hormonal (infertilidad por causa desconocida y abortos recurrentes).

La afectación de las radiaciones es diferente en cada persona pero deja huella con el tiempo. Es como el caso de los fumadores: ¿cuántos años hacen falta para que un fumador desarrolle un cáncer de pulmón? Dependerá de su genética, de la cantidad de cigarrillos que fuma, y probablemente de la combinación de otros factores ambientales o psicológicos. Pero si no lo corrige, tarde o temprano va a tener problemas de salud. En una radiación natural o geopatía pasa lo mismo: actúa lentamente pero de manera persistente y sutil y en consecuencia los síntomas y las enfermedades o afecciones pueden llegar más tarde. 

Si duermes o trabajas encima de una geopatía  es necesario apartarte rápidamente de su vertical.

¿Quieres disfrutar de un espacio saludable?