Fatiga

Fatiga

Fatiga y cansancio

La fatiga crónica se asocia a una caída alarmante del sistema inmune y puede llegar a producir cáncer y enfermedades degenerativas o autoinmunes. Estar sometido a radiaciones naturales que emanan de la tierra y provocan variaciones en el campo magnético y eléctrico de nuestro entorno nos debilita nuestra salud y nos lleva a situaciones de fatiga y cansancio profundo y extenuante. Las radiaciones naturales pueden ser causadas por alteraciones geofísicas (aguas subterráneas o fallas geológicas), redes geomagnéticas (cruce de líneas Hartmann y líneas Curry) o por radioactividad ambiental.

 

El síntoma de fatiga, además, acostumbra a ir acompañado de fibromialgia, trastornos nerviosos, cambios de humor, irritabilidad, levantarse más cansado que antes de ir a dormir, síntomas de depresión, tristeza, apatía, perdida de lívido, alteraciones de los electrolitos en sangre, dolores musculares y articulares, aumento de peso, estrés, ansiedad.

 

Causas del cansancio y la fatiga

La mayor parte de las personas que duermen sobre una geopatía tiene alteraciones del sueño: unas son conscientes de ello y otras lo atribuyen a causas como el ruido, el estrés o los niños.

 

 

​La cuestión es que las alteraciones del sueño interfieren en nuestra salud y no podemos obviarlas. Si no dormimos bien, enfermamos. Investigadores del Reino Unido (Universidad Surrey) y de los Países Bajos (Centro Médico Universitario de Rotterdam) publicaron en la revista Sleep, que la privación del sueño es un factor de riesgo para nuestro sistema inmunológico que favorece la aparición de enfermedades autoinmunes como el lupus, la artritis y la esclerosis. También causa la alteración del funcionamiento de las glándulas suprarrenales, que predispone a enfermedades como la diabetes, o la obesidad. Hay numerosos estudios científicos en los que se ha comprobado la afectación de la calidad del sueño sobre el sistema inmunológico, psicológico y endocrino. 

 

Pues bien, si la frecuencia de las ondas cerebrales que debemos tener durante el sueño se ven afectadas por ondas de distinta frecuencia, la calidad del sueño se ve afectada y a la larga la persona puede presentar alteraciones de carácter y del sistema inmunológico.

 

Teniendo en cuenta que la mayor parte de las enfermedades empiezan por una alteración del sistema inmune, es fácil deducir que una exposición crónica a este tipo de “polución electromagnética” puede predisponernos a sufrir muchas enfermedades relacionadas con él como son las enfermedades autoinmunes o el cáncer, o la dificultad para resolver las enfermedades agudas. Por este motivo es tan importante que el sueño sea reparador y debemos cuidar el lugar sobre el que descansamos y pasamos casi un tercio de nuestra vida.

¿Quieres disfrutar de un espacio saludable? ¿Te interesa un curso o taller sobre Geobiología?

[...]
Cargando...
Información legal
x

Dirección: Borràs, 110 08208 Sabadell (Barcelona)

Teléfono: 93 723 63 63

e-mail: consulta@pereleon.com

Valid XHTML 1.0 Transitional