Actualidad

Actualidad

10 hechos impactantes sobre WiFi

14/06/2016

La red inalámbrica WiFi es muy práctica, pero hace tiempo que existe mucha preocupación sobre cómo afecta la salud de las personas.

 

Desde la introducción de la tecnología WiFi en 1997, los investigadores han realizado decenas de estudios para explorar el tema, y los resultados son claros y chocantes: el WiFi puede afectar negativamente a la salud, especialmente en niños. Y lo que más sorprende es que hace tiempo que se sabe. De hecho, en 2008 la prestigiosa publicación "Scientific American" ya publicó un artículo llamado "Mind Control by Cell Phone" (Control Mental por teléfono móvil), que explicaba el peligro que suponen para el cerebro humano las radiaciones artificiales.

 

Estas 10 evidencias son fruto de la investigación:


1. El WiFi contribuye a desarrollar insomnio.
En 2007 un estudio evaluó la modulación de baja frecuencia de los teléfonos móviles y su impacto en el sueño. Las personas expuestas a la radiación electromagnética tardaban más tiempo en conciliar el sueño y se observaron cambios en los patrones de ondas cerebrales.


2. Perjudica el desarrollo infantil.
La exposición a la radiación no térmica de radiofrecuencia WiFI puede interrumpir el desarrollo normal de las células, especialmente en los fetos. Un estudio en animales en 2004 demostró que las ondas retrasaban el desarrollo del riñón. Estos resultados fueron apoyados por un estudio austríaco en 2009.


3. Afecta el crecimiento celular.
Un grupo de estudiantes daneses de noveno grado experimentaron dificultades para concentrarse después de haber dormido con los teléfonos móviles cerca de la cabeza, y decidieron realizar un experimento para probar el efecto de los routers WiFi en las plantas de un jardín. Las plantas más cercanas a los routers, que emitían señales de la potencia de un teléfono mìbil, no crecieron.


4. Reduce la actividad cerebral.
Los científicos han estudiado el impacto de la radiación 4G en la función cerebral. Utilizando la tecnología de resonancia magnética, una investigación realizada el año pasado detectó que las personas expuestas a la radiación 4G tenían diversas áreas de reducción de la actividad cerebral.


5. Perjudica más a las mujeres.
A un grupo de 30 voluntarios sanos, 15 hombres y 15 mujeres, se les hizo una prueba de memoria simple. Primero todo el grupo se puso a prueba sin ninguna exposición a la radiación WiFi y no hubo ningún problema. Luego fueron expuestos a 2,4 GHz desde un punto de acceso inalámbrico durante unos 45 minutos. Mientras duraba la prueba se midió la actividad cerebral y las mujeres tenían un cambio notable en los niveles de actividad cerebral y de la energía.


6. Neutraliza el esperma.
Diferentes investigaciones han concluido que la exposición a frecuencias WiFi hace reducir el movimiento del esperma y causa fragmentación del ADN. Tanto las pruebas con humanos como con animales han confirmado que la exposición a las ondas afecta negativamente a los espermatozoides.


7. Puede reducir la fertilidad.
Los resultados de un estudio en animales sugieren que algunas frecuencias inalámbricas pueden impedir la implantación de los óvulos. Durante el estudio, los ratones expuestos 2 horas al día durante 45 días había aumentado significativamente los niveles de estrés oxidativo.


8. Provoca estrés cardíaco.
Un estudio con 69 individuos concluyeron que la mayoría experimentaban una respuesta física real a frecuencias electromagnéticas. La respuesta física concretamente consistía en un aumento de la frecuencia cardiaca similar a la frecuencia cardiaca de una persona bajo los efectos del estrés.


9. ¿Relación con el cáncer?

Aunque sea un tema controvertido, no podemos ignorar que un montón de patrones animales indican que la exposición a la radiación electromagnética aumenta el riesgo de desarrollo de tumores. Si bien los estudios en humanos son poco frecuentes, hay varios casos demostrados, como el caso de una joven de 21 años de edad que desarrolló cáncer de mama. Lo que hace que este caso sea único es que su familia no tenía una predisposición al cáncer de mama y que ella solía llevar el teléfono móvil en el sujetador, justamente en el pecho donde desarrolló el tumor.


10. Usted se puede proteger de las radiaciones.
Como la reducción de la melatonina parece corresponder con la exposición a las radiaciones, el aumento de la melatonina a través de suplementos puede ayudar a compensar algunos de los efectos de las ondas. Los expertos, sin embargo, recomiendan no tener los teléfonos móviles, ordenadores portátiles y tabletas cerca del cuerpo y apagar los routers si no se utiliza el WiFI.

 

 

Fuente: Global Healing Center (encontrará todos los enlaces y estudios a los que el artículo hace referencia)

 

Actualidad destacada 

¿Quieres disfrutar de un espacio saludable? ¿Te interesa un curso o taller sobre Geobiología?

[...]
Cargando...
Información legal
x

Dirección: Borràs, 110 08208 Sabadell (Barcelona)

Teléfono: 93 723 63 63

e-mail: consulta@pereleon.com

Valid XHTML 1.0 Transitional

 

[...]
Cargando...